Beber vino mantiene jóvenes y bellas a las mujeres

mujer copa vino

El consumo bajo o moderado de alcohol, especialmente de vino tinto, es bueno no sólo por el corazón de las mujeres, sino también por su cintura, de acuerdo con un nuevo estudio.
La investigación comenzó analizando a casi 20.000 mujeres delgadas de mediana edad y mayores, durante 13 años.
El vino tinto fue el que mejores resultados dio para mantener el peso bajo control, comparado con el vino blanco.
«Los resultados demostraron que las mujeres de mediana edad y mayores, con peso normal que consumen cantidades bajas a moderadas de alcohol, podrían seguir haciéndolo sin engordarse más que aquellas que no beben alcohol», agregó. explicó a Reuters Health Lu Wang, de la División de Medicina Preventiva de Brigham and Women’s Hospital, en Boston.
El nuevo estudio, publicado en Archives of Internal Medicine, es el primero que examina la relación entre el consumo de alcohol de una persona con peso normal y el riesgo de aumentar de peso.
Todas las participantes tenían más de 39 años al inicio del estudio.
El 38% dijo que no bebía alcohol, el 33% aseguró que tomaba menos de 5 gramos por día (una copa contiene unos 10 gramos), el 20% consumía entre 5 y 15 gramos por día, el 6% entre 15 y 30 gramos por día y el 3% 30 gramos o más, es decir de dos a tres copas por día o más.
En 13 años, la mayoría de las participantes aumentó de peso. Pero las no bebedoras fueron las que más engordaron, mientras que este incremento disminuía a medida que se elevaba el consumo de alcohol. Las mujeres que no bebían se engordaron unos 3.63 kg, a diferencia de los 1.55 kg que aumentaron las consumidoras de 30 gramos o más de alcohol por día.
Durante los 13 años que duró el estudio, el 41% de las participantes pasó a tener sobrepeso u obesidad. Las consumidoras de 15 a 30 gramos diarios de alcohol fueron las que menos riesgo tuvieron de tener sobrepeso u obesidad, un 30% menos que las no bebedoras.
Hay varios motivos por los que el alcohol ayudaría a controlar el peso, dijo Wang a Reuters Health. En el estudio, las que más alcohol consumían comían menos, especialmente carbohidratos, lo que ya habían identificado otros trabajos.
Asimismo, está demostrado que las mujeres tienden a gastar más calorías después de beber alcohol, incluso más que las calorías que aporta la bebida. «El consumo de alcohol regular en cantidades bajas a moderadas induciría la pérdida neta de energía a las mujeres», finalizó Wang.
O sea, chicas, siempre que le ofrezcan una copa de vino, diga si (en la copa de vino, quiero decir). En xavierbassa.com , tenemos mucho vino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido