Helados de vino

gelatsdevi

Cayetano Herrero, es la tercera generación que se dedica al oficio del helado, de fabricación totalmente artesanal. Desde hace cincuenta y dos años su familia mantiene abierta la heladería, u horchatería, como suelen decir los Jumillanos. Tiene por nombre Cine, en recuerdo al antiguo cine de verano contiguo al negocio. Desde hace meses se ha lanzado a realizar, también artesanalmente, una variedad de helado único en la Región, y tratándose de Jumilla, el elemento básico no podía ser otro que el vino.
Como reto personal de un amigo suyo, se atrevió a hacer un helado de vino, y ahora podemos encontrar helados de: fresas con vino monastrel, monastrel dulce, tinto reserva del 94, tinto del año, blanco dulce macabeo, helado de sangría, y limón granizado con vino.
Como cualquier helado, se puede servir en terrinas, en cucuruchos, en crema, en bolas….
La clave del helado es batirlo mucho y, a su vez someterlo a muy bajas temperaturas de frío. Se hace lo mismo con la base del helado y cuando está en el punto se le añade la variedad del vino de que se trate, y, en este caso se puede añadir vino en crudo o reducido de alcohol.
Un único problema, los helados hechos con vino crudo, cada helado equivale a un vaso de vino: dos helados, dos vasos de vino.
O sea, cuidado con los controles de alcoholemia. Aquí , se lo podemos contar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido