El acondicionamiento de la etiqueta

aa+fmri image

En cuanto al estudio del cerebro, a principios de la década de los 90, alcanzó una tecnología que supuso una revolución; el fMRI (Imagen por resonancia magnética funcional).

Al utilizar una zona del cerebro, aumenta el flujo de sangre que la riega. Por tanto, midiendo estas variaciones de presión sanguínea mientras se realiza una acción determinada, se sabe qué zona de nuestro cerebro es la responsable de una capacidad cognitiva determinada.
Esto abrió las puertas a las disciplinas emergentes como la neuroeconomía, que analizaba nuestra toma de decisiones, o el neuromarketing que investigaba el comportamiento del consumidor.
cascos eegep braincap fmri

En una universidad Californiana, hace unos años se realizó un estudio en el campo de la investigación en neurociencia cognitiva , donde se analizó el estrato más biológico de nuestros pensamientos y nuestra conducta. El estudio consistía en introducir a varios voluntarios en un escáner cerebral, y les hicieron catar dos vinos diferentes. Ambos eran vinos monovarietales de Cabernet Sauvignon, pero uno valía 90 dólares y el otro 5 dólares. Los participantes conocían el precio de cada vino antes de catar , y cuando se le preguntaron cuál de los dos les había gustado más, la inmensa mayoría contestó que el vino caro. No se trataba solamente de un juicio racional a posteriori. El escáner cerebral confirmó más actividad en la zona del placer cuando los voluntarios tomaban el vino caro.

La gracia del estudio es que los científicos habían canjeado las etiquetas del vino.
Conclusión: conocer el precio del vino no sólo te condiciona de manera subjetiva, sino que la sensación física de satisfacción que experimentas en tu cerebro también es considerablemente mayor.
Acondicionamiento de la etiqueta
Por eso, siempre que catamos vinos, tanto profesionalmente como por hedonismo, entre sumilleres y aficionados al vino, probamos las botellas con la botella tapada (a ciegas), ya que, queramos o no, una etiqueta que ponga Lidl o que ponga Vega Sicilia, demasiado a menudo te condiciona.
Fuente: El ladrón de cerebros, Pere Estupinyà, la Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido