Actitud de consumo

vigood+consumo+vino
Tenemos un problema, como se dice ahora, de actitud. El otro día estaba con unos sumilleres en una presentación de los vinos de una bodega, en un bar de vinos de Barcelona. Un comercial de una distribuidora de vino, nos aleccionaba con vehemencia de cómo teníamos que potenciar la venta de vinos, y que entre todos, si nos esforzábamos, podríamos remontar el bajón que sufrimos de consumo de vino, y que teníamos que hacerlo hay algo. No me gustó demasiado la forma en que nos trasladaba la responsabilidad del consumo del vino a nosotros, pero lo acepté porque al fin y al cabo, lo que interesa es que el mundo del vino salga adelante.
Al cabo de media hora, en la presentación de un libro de vinos, con una barra donde se podían catar algunos de los vinos que salían al libro, me encuentro en este mismo comercial, lo que hacía un rato nos decía cómo teníamos que potenciar el consumo de vino, me encuentro en este comercial, tomando una copa de cerveza. Qué collares.
Al cabo de dos días, en un evento de vino, al terminar, vamos a cenar con gente de la organización y gente de las bodegas presentes en la muestra. Llegamos al restaurante y el comercial de una bodega, pide al camarero » unas cervecitas «, me lo miro y le digo que si acaso, » unos vinitos » y me mira y me dice que sí, que tengo razón, y que , ya que estamos en Cataluña, haremos » unos cavitas «. Y hicimos, como aperitivo, una copa de cava.
Tenemos un problema, y el problema lo tenemos con la misma gente del sector del vino. Si los propios prescriptores de vino (los comerciales, los tenderos, los sumilleres), que viven de vender vino, que su sois viene de vender vino, y que si no se vende vino, se quedan sin trabajo; si estos prescriptores a la hora de consumir una bebida, piden una cerveza o un refresco, ¿qué mensaje estamos dando al consumidor? ¿Cómo queremos recuperar el sector si ni los propios implicados prestan atención?
Hace 30 años, el consumo de vino per cápita era de unos 70 litros, actualmente estamos por debajo de los 16 litros. Y sigue bajando. Está claro que si no cambiamos la actitud, y no cambiamos el hábito de consumo, el sector del vino acabará muy mal. Y los primeros que tenemos que dar ejemplo somos los prescriptores de vino.
Diuen que «predicar con el ejemplo, es el mejor argumento«. Pues eso. A beber vino, a beber cava, de aquí, de cerca, de lejos, de donde váis, pero bebé. Y no hace falta decir que con moderación y tal, y tal…. actitud de consumo, vaya.

Si queréis aprender más, aquí podemos arreglarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido