idiotas a los dos lados

Moes Bar+r

A veces trabajando como sumiller, debes aguantar a clientes maleducados (gracias a Dios, muy pocos) ya veces como cliente, debes aguantar a profesionales de la restauración (camareros, maîtres, sumilleres, etc.) idiotas.

El otro día fui a la presentación de los vinos de un elaborador, en un local en el que tienen diferentes espacios: barra, bar de vinos, restaurante, etc. Acabada la presentación, nos quedamos a comer algunos platillos en la sala del restaurante.
Debo decir, que el 98% de la gente que acudió a la presentación, catar los vinos y se marchó sin hacer ningún tipo de gasto al local. Nosotros, aprovechando los vinos que habían ofrecido a la cata, pedimos unos platillos para matar al gusano, y también para hacer algo de gasto.
A uno de los responsables de la sala, no le gustó el hecho de que comiéramos de esta manera, y comentó en voz alta, a algunos de los asistentes a la cata que hay gente que coge copas de vino y se va a comer a la sala ”.
Los momentos que atravesamos, son muy complicados para muchos sectores y concretamente muy delicados para la restauración, donde la clientela es escasa, y donde se debe ser creativo para captar clientes.
Si un cliente aprovechando que le invitas a una copa de vino, pide comida, y en definitiva, hace gasto en el local, creo que esto contribuye en parte a la sostenibilidad económica del local, y entre otras cosas, a pagar el sois de los personajes que trabajan en este establecimiento. Si el responsable de la sala, no entiende eso, y no ve más allá de su nariz, creo que este responsable es un poco idiota. O puede ser que le sobran los clientes (no es el caso de este local).
Pero yo como cliente, puedo estar perfectamente equivocado, y lo idiota, ser yo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido