El Servicio de apertura

servei+d'bertura,+descorche

Leo en el blog mileurismogourmet, una reflexión que hace el autor sobre el concepto «descorche» en los restaurantes, y que me ha hecho ver un aspecto positivo, en el que no había caído.

Definimos primero el concepto “descorche”.
Consulto a Joan Maria Romaní i Oliveras, autor del libro Diccionaridel vi i del Beure, (ediciones la Magrana), y a Xavier Rull, autor del libro Diccionari del vi , (editorial Enciclopèdia Catalana)
Según me explica Joan Maria Romaní, hace un par de generaciones, el «descorche» era una actividad de las chicas de clubs de «señoritas de compañía» (también llamados servicios de amor tarifado o de amistad remunerada), que cobraban un tanto por botella que hacían abrir al cliente, teóricamente sin tener que ofrecer otro tipo de servicios, servicios que no hace falta que describa ni ahora ni aquí, porque no creo que el lector necesite más datos para hacerse cargo de lo que ocurre en estos clubes, pero si a estas alturas todavía alguien no se da por enterado, le recomiendo que abandone esta lectura y acuda a una casa, dirección la cual le puedo proporcionar, donde por una suma razonable le satisfarán su curiosidad, y d otras apetencias de mucho menor índole.
Nosotros nos centraremos en otro aspecto, más… gastronómico.
A la restauración francesa, le llaman Droit de bouchon,y en la península Ibérica, «descorche», que se entiende como una tarifa que se cobra por abrir y servir la botella de vino que ha llevado el propio cliente.
Podríamos decir, que se cobra por servir el vino y por utilizar la cristalería del establecimiento. Y la tarifa puede ser de precio por persona, o por botella.
La traducción que propongo a “descorche”, es la de servicio de apertura , que creo que es suficientemente comprensible.
A menudo, me ha pasado que voy a un restaurante con ganas de beber una buena botella de vino; llegado al restaurante, resulta que en la carta no hay ninguna botella que satisfaga mi imperiosa necesidad de poder libar un vino adecuado, lo que supone un pequeño disgusto y decepción (con un bajón de mi estado de ánimo).
A veces, encontramos restaurantes con una carta con platos extraordinarios, pero con una carta de vinos, muy limitada o incluso, ridícula.
Y a mí, como amante del vino, cuando no tengo una opción de vino correcto, el desencanto que me provoca, hace que la comida (por más bueno que sea), el restaurante (por más bonito que sea) y el servicio (por más atento que sea), sea percibido con una valoración mucho más baja, y si alguien me pide por mi opinión del restaurante, éste pasa a formar parte de la lista de «la-cocina-se-buena-pero-no-tienen-vino ”, y por tanto será un restaurante el que no contemplo como opción de segunda visita, ni como recomendable.
Sin embargo, si tengo la opción de llevar una buena botella de vino, esto hará que la buena comida del restaurante, el entorno y el servicio, sean valorados en su correcta medida, o incluso al alza , porque la alegría de abrir una buena botella, hace que el recuerdo que perdura de la experiencia sea mucho mejor.
Y también hará que vuelva.
Y que lo recomiende.
El buen recuerdo hace que el subconsciente (como dicen en TV3) lo valore positivamente, y el mal recuerdo, el subconsciente lo elimina de la lista de posibles opciones. Esto es así, le podéis preguntar a Lluis Bassat.
Los publicistas siempre trabajan en que la percepción de marca, tenga connotaciones positivas, y eso hace que el cliente, subconscientemente, tenga la marca en consideración, y que la compre.
Por tanto, si un restaurante que permita (y cobre, claro) llevar vino a sus clientes, es más probable que el cliente se marche con un mejor recuerdo del restaurante (pues ha comido bien y bebido bien), y por tanto que allí vuelva.
Entonces, pues, animo a toda la restauración del país, a incluir dentro de sus servicios, el concepto de servicio de apertura.
Quizá ese día no vendréis tantas botellas, pero ganaréis clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido