Cata de botellas viejas arrinconadas

tast+d'ampolles+velles+2
Jordi vidal, de bodegas el viñedo de Gavà, nos convoca a una cata de botellas viejas. En cata hay gente del incavi, comerciales del grupo Codorniu y sumilleres.
Cata de botellas viejas, donde los vinos que han aguantado mejor, por sorpresa de todos, han sido los vinos más económicos en su momento, vinos de 4-6€, siendo una verdadera sorpresa los vinos Raimat Abadia blanco y el Raimat Abadia tinto, vinos de la gama económica de la casa.
tast+d%2527ampolles+velles+2+guanyadorsRaimat Abadía blanco 2002 de guarda, DO Costers del Segre.
Éste es un vino que ya hace años que la bodega no hace, y fue la primera sorpresa de la jornada. Es un vino hecho con Chardonnay, albariño y Sauvignon Blanc. El vino ha permanecido cinco meses en madera.
En nariz encontramos un vino entero, con un punto de oxidación (totalmente lógico), recuerdos de miel de acacia, albaricoque desecado, frutos secos tostados, con una boca fresca, de acidez bien puesta y sobre todo, ¡un vino muy vivo!

Jean Leon Chardonnay 1995, DO Penedès.

En esta botella, la decrepitud ya le ha llegado, y encontramos un vino con un color muy evolucionado, cuya nariz recuerda a los viejos vinos rancios y algunos vinos de Jérez pasados. Es un vino caído.
Scala dei cartoxia 1996.
Un vino hecho con garnacha, que todavía se muestra entero, vive, con un tanino presente, con no mucha complejidad, todavía se puede beber, pero ya lo ha dado todo.
Raimat Cabernet Sauvignon 1990, DO Costers del Segre.
El vino muestra en nariz un perfil «ariojado», parecido al de un vino clásico de Rioja donde predominan las maderas viejas. En boca encontramos un poco más de peso, con un Cabernet Sauvignon presente, con unos recuerdos de pimiento escalivado y pimienta negra. Muestra todavía una cierta frescura y viveza, pero se encuentra ya al final de su camino.
Raimado el molino. 1991, Cabernet Sauvignon, DO Costers del Segre.
Botella con una nariz evolucionada, discreta, con una boca plana, pero aceptable. Es un vino débil, y muy lineal.
Raimado el molino. 1990, Cabernet Sauvignon, DO Costers del Segre.
También un vino hecho con 100% Cabernet Sauvignon, donde en esta añada encontramos más marcado su carácter de Cabernet, lacas barnices, maderas viejas, ebanistería, con una boca entera todavía.
Raimat Pinot Noir 1988, DO Costers del Segre.
Un vino muy suave, con un tanino marcado, verde, de nariz discreta y poco expresiva, pero con su gracia.
Parnas mistral 1987, DO Costers del Segre.
Botella muerta ya, y vino descartado de la cata.
Raimat Abadia 2001 Cabernet Sauvignon y tempranillo, DO Costers del Segre.
Nariz franca de Cabernet Sauvignon, limpio, fresco, fruta madura negra en licor, recuerdos balsámicos, cierta elegancia, delicadeza, con un punto vegetal.
En boca encontramos un tanino medido, vivo, interesante todavía, agradable y que permite disfrutar de la botella entera. La otra sorpresa de la velada.
El arco 1998, Denominación de Origen priorato.
Vino hecho con las variedades garnacha, Samsó, Cabernet Sauvignon, ha salido la botella con el tapón contaminado por un TCA muy acusado y se ha desestimado de la cata.
Viña Monty 1987 GR, Denominación de Origen Rioja.
Vino gran reserva típico y tópico de los vinos viejos clásicos de Rioja (maderas viejas, hoja seca, sotobosque seco, lacas, muebles de anticuario encerados, caja de puros, etc). Correcto y de boca muy fácil y suave.
Cata donde hemos marchado sorprendidos, agradablemente sorprendidos, donde vemos, que todavía hay muchos vinos que nos pueden sorprender, y donde otra vez, hemos visto que no sabemos nada.
Continuaremos estudiando.

¿Quiere realizar una cata de vinos a domicilio? aquí podemos arreglarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido