Les Grands Buffets, Narbonne.

Logo lgb

He tenido la oportunidad de visitar el restaurante Les Grands Buffets en Narbonne, Francia.

Cuando la agencia de comunicación Tryptic me invitó a comer a este establecimiento, pensé que… que todos sabemos lo que es un restaurante buffet libre: al menos en cuanto a los que tenemos por la península. Pero me pudo más la curiosidad que la madrina, y subí.
Narbona está a unos 250 km de Barcelona. Y si no tenemos un fin de semana para dedicar una escapada, una buena manera de subir es en tren de alta velocidad, y mediante un convenio entre Renfe-SNCF, disponemos de diferentes trenes con salida desde Barcelona, Gerona y Figueres. Desde Barcelona se sube en 1h57 minutos.
Una vez llegados a Narbona, la estación del tren está a unos 10 minutos a pie del restaurante.
Es una buena idea subir temprano por la mañana y realizar una visita a la ciudad de Narbona. Podéis contactar con la oficina de turismo y verá las recomendaciones de visitas que hacen. Imprescindible visitar la catedral de Sant-Just y Sant-Pastor, el horreum (unas galerías subterráneas romanas), y el mercado «les Halles» o podréis comprar productos locales y hacer el vermut.
Una vez hecha la visita por la villa, nos dirigimos al restaurante las grandes Buffets, donde nos recibe su copropietario, Monsieur Louis Privat, un hombre amable, sensible, culto y gran enamorado de su trabajo: la de ofrecer un gran servicio y una gran cocina a todos sus clientes.
En la recepción del restaurante encontramos una antigua báscula y un pasillo que nos lleva a la primera sala. El interior del restaurante es espectacular. Y la oferta es espatarrante. Abrumadora.

les%2Bgrands%2Bbuffets%2BDSC 9532
En medio del restaurante encontramos la asa, donde al momento ya nuestra vista, nos cocerán lo que les piden: cordero, cochinillo, cerdo, pollo, langostas, bogavantes, buey de mar, pescado, entrecots… lo que queramos, al punto que queramos, y en la cantidad que deseamos. Y en bandejas calientes (chefandish) encontramos diferentes guisos de la gastronomía local y regional: cazuela, riñones, cabeza y pata, y cocina de pequeños locales,
les%2Bgrands%2Bbuffets%2BLangouste lgb

guarniciones variadas, etc.

Les%2BGrands%2BBuffets%2B(15)En el apartado de entrantes fríos, se ofrecen ostras de Gruissan, mejillones, langostinos, caracoles de mar, salmón ahumado o marinado, y diferentes elaborados de marisco.
Una selección de diferentes embutidos locales y foráneas, de los que podemos cortar a nuestro gusto, patês de campaña, embutidos, encurtidos….
Una gran y amplia selección de quesos, que, nos comenta el Señor Louis Privat, que en su reciente ampliación, multiplicará esta oferta de quesos por 5, con la intención de ser el buffet de quesos más grande del mundo.
También encontramos diferentes tipos de foie , que podemos acompañar con mermeladas y acompañamientos varios.
les%2Bgrands%2Bbuffets
Y la oferta en pastelería, es simplemente, inalcanzable: fondue infinito de chocolate, pasteles, pastelitos, macarons, turrones, golosinas, helados, granizados, cremas, compotas, bombones, gofres, mermeladas, etc.
Pero uno de los apartados a destacar, es el cuidado que se tiene en el tratamiento y en la selección de vinos del restaurante. Dispone de 70 referencias, de vinos de la zona, los cuales se pueden tomar también a copas. Disponen de 10 armarios Enomatic, que dispensan el vino con un sistema de gas inerte que evita la oxidación del vino, y el armario guarda la botella a la óptima temperatura de servicio. El precio de la copa de vino es el mismo precio de la botella dividido por 6, que es el número de copas que salen de cada botella.
les%2Bgrands%2Bbuffets%2BIMG 9466
Y el precio de la botella de vino, es el mismo precio de como si se comprara la botella en la bodega productor. O sea que no carga margen de restaurante: podéis consumir una botella a precio de bodega, y, además, si el vino os ha gustado, podéis comprar botellas para llevar, a precio de bodega. Y por si fuera poco, si compras 6 botellas, la botella que te has bebido para comer, no te la cobra. Impresionante.
les%2Bgrands%2Bbuffets%2BIMG 9467
Las copas de vino que consume, llevan una pegatina donde explica qué vino es, por si después queréis comprar, recuerde qué vino era.
El servicio de vino y la política de precios me pareció impecable, y con ello, lo que consigue es que el consumo de vino del restaurante sea mayor, y tenga una rotación de botellas mucho más elevada que un restaurante convencional donde multiplican el precio del vino por 2 o por 3. O sea, que desde mi punto de vista de profesional del vino, esto lo considero un valor añadido y un gran atractivo que hace aún más recomendable la visita Les grands Buffets.
Un detalle que me llamó la atención, es el silencio que reina en todo el restaurante. No hay gritos, ni niños corrientes, y se pueden tener cómodas conversaciones absolutamente audibles. Y estamos hablando de un restaurante con capacidad para casi 500 personas. Imposible encontrar esta atmósfera en un establecimiento de España o de Cataluña.
Los camareros amables y atentos, y el local absolutamente limpio, impecable, sin platas sucias o desenredadas en el buffet, todo en orden, y siempre a punto, exista el número que haya de comensales.
Podríamos decir que las grands buffets es un buffet de lujo y de alta cocina. Un lugar donde no hay ni farda ni paja, cada plato está bien pensado y bien hecho, con unos estándares de calidad muy elevados. Una visita absolutamente recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tens cap dubte?
Enviar WhatsApp
Ir al contenido